Después de nuestro último artículo en el que explicábamos nuestro servicio de auditoría, hoy queremos adentrarnos en el mundo de los CISO. Porque sigue siendo un gran desconocido en todo el entorno empresarial que no esté estrechamente ligado a temas tecnológicos.

La verdad es que poco a poco vamos cayendo en el lenguaje anglosajón y sus derivados. Por ello las funciones que se desarrollan en lo alto de la cúspide de una empresa han pasado a ser conocidas por siglas. El ejemplo más claro y usado en la actualidad es el del CEO, que se corresponde con el cargo más alto del organigrama empresarial y que vendría a ser el director ejecutivo o gerente o director general. Pero hay muchas más siglas para definir estos cargos. Lo podéis leer en este artículo de la web del INCIBE.

Pero… ¿qué porras es un CISO?

CISO viene del inglés, Chief Information Security Officier. O sea director de seguridad de la información. Este cargo que parece salido de una novela de Ian Fleming o de John le Carrée es esencial, porque se ocupa de alinear la seguridad de la información con los objetivos de negocio de su empresa. O sea, es el responsable de que toda la información de la empresa está bien protegida. Por lo tanto es un cargo ejecutivo, cuya función está muy próxima a las grandes decisiones de la dirección de la empresa.

¿Qué responsabilidades tiene?

Cada empresa tiene unas peculiaridades propias, según el sector, el tamaño, la actividad… Pero hay una serie de responsabilidades generales que resumimos a continuación:

  • Responsabilizarse de organizar la arquitectura de seguridad de su empresa.
  • Garantizar la seguridad y la privacidad de los datos de la empresa, de sus trabajadores y proveedores.
  • Supervisar el control de acceso a la información y documentos más sensibles de la empresa que define la dirección general. ¿Quién debe tener acceso a qué?
  • Responsabilizarse de la rápida respuesta ante incidentes de seguridad y/o ciberataques.

Es muy importante señalar que las funciones del CISO van variando continuamente, porque la ciberseguridad es como un ente vivo, que va modificándose constantemente. Nuevas leyes, nuevas normativas, nuevas formas de actuación por parte de los ciberdelincuentes, etc. Por ello exige que el CISO esté siempre al día y se encargue de nuevos roles impensables hace unos años.

En España, ¿qué sectores están obligados por ley a contar con un CISO?

Segun la ley 43/2021, publicada en el BOE el 26 de enero, las empresas de ciertos sectores, tienen la obligación de contar con un CISO. Concretamente:

Los servicios esenciales dependientes de las redes y sistemas de información comprendidos en los sectores estratégicos definidos en el anexo de la Ley 8/2011, de 28 de abril, por la que se establecen medidas para la protección de las infraestructuras críticas.

Los servicios digitales que sean mercados en línea, motores de búsqueda y servicios de computación en nube, que tengan su residencia en España.
Tenéis más información al respecto AQUÍ.

“La ley permite que las empresas obligadas a ello, tengan un CISO EXTERNO.
Es la mejor opción para una gran mayoría de pymes.”

¿Cuál es la problemática actual de los CISO de una empresa?

Hay varias problemáticas que cualquier empresa debe afrontar con el cargo del CISO. Vamos a enumerar las más frecuentes.

  • Recursos Humanos. Es un cargo ejecutivo y de mucha responsabilidad. Por ello se requieren profesionales muy cualificados y experimentados. No abundan los profesionales con este perfil y los que hay tienen una retribución bastante elevada.
  • ¿Un puesto desatendido? El CISO puede enfermar, tiene que disfrutar sus vacaciones y tiene los fines de semana libres. Pero los problemas en los sistemas de seguridad no saben de todo esto y los ciberdelincuentes sí. Pueden producirse incidentes en cualquier momento.
  • El aumento constante de los incidentes por parte de ciberdelincuentes ha motivado que algunos CISO prefieran ocupar otros puestos de menor responsabilidad dentro de la empresa debido al estrés constante que lleva implícito el cargo de CISO y el subsiguiente burnout (estar “quemado”).
    Podéis leer algunos de los problemas de los CISO en ESTE ARTÍCULO.
  • Cierto que el CISO puede contar con un pequeño equipo que siga sus instrucciones. Pero normalmente no suele ser de la empresa, sino externos, subcontratados. Ergo… ¿por qué no externalizar el servicio de CISO desde el principio?

¿En qué consiste el servicio de CISO EXTERNO que ofrece TECNOideas?

  • Auditoria de la infraestructura, poco a poco durante los primeros meses.
  • Auditoría de políticas, o creación de las mismas, para auditorias externas, Isos, otras normativas, etc.
  • Revisión de assets (activos) públicos y correo electrónico (dominios propios).
  • Monitorización remota 24 horas al día. Aparte de realizar un inventario de la infraestructura, se hace un análisis comparativo de posibles trazas de malware, de vulnerabilidades específicas de software o hardware, etc.
  • Campaña phising simulada, periódica.
  • Formación. Porque todas las medidas pasan por el eslabón más débil, el empleado. Hay que concienciarlo y hacerle participe de las políticas de la empresa en cuando a ciberseguridad.
  • Gestión de planes: anuales, bianuales, planes de recuperación, contra incidentes, etc.
  • Recomendaciones. Todo lo que veamos que se puede mejorar, o necesite la empresa, lo haremos, en los informes mensuales, trimestrales o anuales.

“Una de las ventajas de contar con TECNOideas como CISO externo
es su servicio de monitorización constante 24/7.”

¿Qué ha de valorar un CISO según la ley española y que ofrece TECNOideas?

  • Análisis y gestión de riesgos. Infraestructura interna y protocolos.
  • Gestión de riesgos de terceros o proveedores. Revisar tanto contratos como técnicamente servicios que contrate el cliente.
  • Catálogo de medidas de seguridad, organizativas, tecnológicas y físicas. Serie de recomendaciones según lo que se descubra.
  • Gestión del personal y profesionalidad. Formación, formación y formación.
  • Adquisición de productos o servicios de seguridad. Comprar e instalar o bien asesorar sobre cualquier software o hardware que precise la empresa.
  • Detección y gestión de incidentes. Monitorización, e intervención cuando sea necesario.
  • Planes de recuperación y aseguramiento de la continuidad de las operaciones. Gestión, control o asesoramiento en temas de backups, y por supuesto, simulaciones para recuperación de datos.
  • Mejora continua.
  • Interconexión de sistemas.
  • Registro de la actividad de los usuarios.

Es muy importante señalar que las empresas
deben facilitar los medios y poner todo el empeño
en realizar sus tareas, para llegar a los objetivos plant
eados.”

No lo dudéis: tener un CISO EXTERNO es la mejor opción de ciberseguridad para vuestra empresa.
Consultad como podemos ayudaros y pedidnos un presupuesto:
os sorprenderán nuestras tarifas escalables según vuestras necesidades.


¿Le ha gustado nuestra publicación?

Haga click en las estrellas para valorar la entrada

Promedio 5 / 5. Votos 1

Todavía nadie ha valorado esta entrada. Sea el primero

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.