Los que tengais unos añitos recordaréis, sin duda con añoranza, la famosa Game Boy, con la que infinidad de niños y no tan niños jugaban horas y horas. Ahora los que juegan con ella (o mejor dicho con un sucedáneo de ella), son ciberdelincuentes que la utilizan para abrir coches y robarlos.

No es la primera vez que os alertamos de la pobre seguridad que ofrecen los automóviles conectados, especialmente por sus sistemas keyless, los que permiten la apertura y arranque manos libres o abrir el maletero cuando llevas un bulto para cargarlo ahí. O si lo preferís, los que han dejado de usar la tradicional llave por un dispositivo o llavero o incluso un smartphone. Una ventaja obvia para los propietarios de los automóviles, pero poco segura, si no se tiene el “aparato” securizado.

Técnicamente no es ningún secreto. Se basa en transmisores y receptores de corto alcance, ubicados en el nuevo sistema de apertura y en el propio vehículo y que, lógicamente, se comunican entre ellos.
Y sí, como os decimos, ya hemos publicado algunos artículos al respecto. El último, titulado “¿Se roban más coches por culpa de la cibertecnología?”, lo podéis leer AQUÍ.

¡Qué tiempos los del Tetris!

Vale por adelantado deciros que nuestro CEO es un romántico tecnológico y que todavía es capaz de pasarse algunas horillas jugando, cual friki, con su Super Nintendo y las aventuras de Mario Bros y por supuesto con su Game Boy, que se compró para disfrutar plenamente del juego del Tetris. No os extrañe, porque debemos recordaros que ese juego sigue siendo uno de los preferidos del público. Y que a pesar de su edad (fue lanzado en junio de 1984), goza de buena salud. En enero de 2010, por ejemplo, se anunció que se habían vendido más de 100 millones de unidades para teléfonos móviles desde 2005.
Pues bien, todo eso viene a cuento porque jugando, jugando, tres individuos británicos robaron varios automóviles simplemente simulando que jugaban con una Game Boy cerca de los coches.

Una Game Boy para robar coches.
La verdadera Game Boy. Los ladrones dejaron en el vehículo robado una réplica con el software
que les permitió acceder al interior.

Vayamos por partes: en realidad no era una Game Boy, ya lo habréis supuesto. Entonces, ¿qué era? La historia de este caso, que no es nueva, se dio a conocer en octubre de 2021. Una empresa búlgara había diseñado un software para hacer auditorías de seguridad en automóviles. Su finalidad era ayudar a mecánicos y electricistas de vehículos a hacer su trabajo. El precio en el mercado rondaba los 23.000 euros. La pandilla de tres ladrones británicos se dieron cuenta que el aparato en cuestión cabía perfectamente en la carcasa de una Game Boy, lo que les permitió estar cerca del automóvil que querían robar tranquilamente, sin despertar sospechas. Solamente tardaban unos segundos en conseguir abrir la puerta y unos pocos más en ponerlo en marcha. De esta forma robaron varios SUV de marcas asiáticas, especialmente cinco Mitsubishi Outlanders cuyo valor ascendía a más de 220.000 euros.
El distribuidor de este software, que es un ruso, incluso realizó un vídeo para demostrar lo fácil que era usar el software. La historia terminó con la detención de los tres ladrones treintañeros por parte de la policía, que se había extrañado que en la ciudad de Leeds se robaran tantos coches de la misma marca. Si tenéis curiosidad por ver estos vídeos o leer la noticia en un medio, os invitamos a que la leíais en HackerCar, una publicación especializada en motor y ciberseguridad.

No os resignéis, hay solución y se llama TISAX

Quizá os preguntaréis el por que ahora os contamos eso si ya era un tema conocido que había saltado a los medios hace unos meses. La respuesta es fácil: estamos ya en 2022 y eso significa que según el Reglamento Europeo de Seguridad de Vehículos, a partir de este año, ningún automóvil sin el certificado de ciberseguridad se podrá comercializar. Os lo contamos también en un artículo de octubre de 2020 que podéis consultar AQUÍ.

Nuestra intención es advertiros de lo que viene y que estéis muy atentos a las nuevas reglamentaciones y a los vehículos que queréis adquirir. No todo es escoger vehículo eléctrico o de gasolina; de hidrógeno o híbrido, sino que cosas como la ciberseguridad deben estar en vuestro pensamiento en el momento de escoger.

Tampoco queremos que os asustéis. Los robos de coches siempre han estado ahí y no podíamos esperar… ¿o sí?… que los vehículos hiperconectados no iban a ser objeto del deseo de los amigos de lo ajeno. Lo que debéis saber es que las marcas de automóviles van cumpliendo las exigencias de seguridad, no sólo física de los ocupantes, sino también de las conexiones tecnológicas. Para ello se crean respuestas a estos incidentes que os narramos. Una de las mejores herramientas es la nueva normativa TISAX. Pronto os hablaremos de ella, pero os avanzamos que verifica el cumplimiento de los criterios clave de IT. Algo así, para entendernos, como una ISO 27001 aplicada al mundo del automóvil.

TECNOideas se ha especializado también en las certificaciones ISO 27001, como ya sabéis. Así que no os perdáis nuestro blog, porque pronto os hablaremos más ampliamente de TISAX, porque alguno de nuestros técnicos ya está familiarizándose con él.

Por cierto, debo deciros que nuestro CEO ha colgado la Game Boy. Ahora está en una vitrina, para deleite de los amantes de los primeros juegos que nos convirtieron en frikis tecnológicos.

¿Le ha gustado nuestra publicación?

Haga click en las estrellas para valorar la entrada

Promedio 5 / 5. Votos 1

Todavía nadie ha valorado esta entrada. Sea el primero

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.