Dos meses han tardado los ciberdelincuentes en usar ChatGPT para crear campañas de malware. La herramienta de Inteligencia Artificial de moda, ChatGPT, que fue presentada en noviembre del año pasado, ya ha sido usado para recopilar archivos de Office, PDF o imágenes. 

ChatGPT es una nueva herramienta de Inteligencia Artificial que ha sido desarrollada por la compañía OpenAI. Esta empresa, especializada en investigación de IA y que dice que no tiene ánimo de lucro, desarrolló la herramienta y la ofrece gratuitamente a toda persona que tenga una cuenta con ellos.  

Se está hablando mucho de ChatGPT, porque puede entablar una conversación en texto, ya que tiene una importante capacidad de generar y enlazar ideas. Además recuerda las conversaciones previas, por lo que va “aprendiendo” a medida que se utiliza.  

El hecho de que cualquier persona puede hacer uso (bueno o malo) de esta herramienta es precisamente lo que ha hecho saltar las alarmas de diferentes compañías de seguridad. Por ejemplo la empresa Check Point. 

Desde principios de diciembre, investigadores de esta empresa hicieron una serie de estudios y seguimientos. En ellos encontraron indicios de usos maliciosos a través ChatGPT. Además y en paralelo, apareció un hilo sobre el tema en un foro clandestino de piratería. En el se hablaba de las opciones que ofrecía para insertar campañas de malware. Para ello se había utilizado un software malicioso basado en Python para buscar archivos, copiarlos en una carpeta, comprimirlos y subirlos a un servidor FTP codificado. Posteriormente se ha comprobado que, efectivamente, es capaz de crear un malware que recopila archivos de Microsoft Office, PDF o imágenes del sistema. 

No solo eso, en caso de encontrar un archivo que le interese y se lo quiera guardar, lo podrá hacer sin ningún tipo de problema. Simplemente tendrá que comprimirlo y compartirlo a través de la web. ¿Lo peor? Que todo eso se haría sin añadir cifrado, por lo tanto, estos archivos podrán terminar en manos de terceros por el hecho de no utilizar ese tipo de sistema de seguridad. 

Esa no fue la única evidencia de mal uso del ChatGPT. También han podido crear scripts (secuencia de comandos que se usa para manipular las instalaciones de un sistema existente) con la herramienta. La misma empresa terminó concretando que se trataba de un script con diferentes finalidades como encriptado y cifrado, aunque también tiene una utilidad maliciosa. 

Si queréis saber más sobre esta herramienta, podéis obtener más información AQUÍ.

Ya en este blog os hemos hablado de algunas de las opciones que han generado cierta controversia sobre la Inteligencia Artificial. Os recordamos el caso de los autógrafos de Bob Dylan en el artículo La “estafa” de las dedicatorias 

Anteriormente ya nos habíamos interesado por todo lo relacionado con la Inteligencia Artificial, a raíz del proyecto MarIA en el artículo ¿Ya podemos decir que la IA es más presente que futuro? 

Imagen principal de: Alexandra_Koch en Pixabay

¿Le ha gustado nuestra publicación?

Haga click en las estrellas para valorar la entrada

Promedio 5 / 5. Votos 2

Todavía nadie ha valorado esta entrada. Sea el primero

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.