Damos por hecho que a estas alturas la mayoría de empresas saben que la ciberseguridad hay que tomársela en serio. Para ello es imprescindible tener la figura de un CISO (director de seguridad de la información). Pero este puesto tan necesario puede externalizarse y os vamos a dar 5 motivos para preferir un CISO externo de ciberseguridad.


1. El problema de los fines de semana, puentes y vacaciones

Acabamos de regresar del mes de vacaciones por excelencia en nuestro entorno. Pero las cosas cambian. Cada vez hay menos empresas que cierran en época estival, aunque eso sí, reducen considerablemente su actividad y eso incluye a los socios tecnológicos.
Como hemos advertido en más de una ocasión, los ciberdelincuentes (que no los hackers, recordad que esos son los “buenos”), saben aprovechar las debilidades de las empresas que tienen en su punto de mira. Esto significa que cuando tienen opciones de entrar, lo hacen. ¿Y qué mejor que aprovechar las debilidades del sistema en un fin de semana, un puente, unas vacaciones? Es entonces cuando el equipo técnico está debilitado o ausente y la capacidad de reacción es nula o muy lenta. También es cuando algún empleado no formado adecuadamente se convierte en un insider (personas dentro de una compañía que divulgan información sensible sobre su empresa).

Todos estos problemas no existen si se externaliza el servicio del CISO, porque la detección y gestión de incidentes no descansa y hay una vigilancia proactiva de 24 horas/7 días a la semana.

2. Los problemas de Recursos Humanos que genera tener un CISO en plantilla

Uno de los motivos por los que las empresas no tienen un CISO de ciberseguridad en nómina es debido a los problemas que conlleva en cuanto a Recursos Humanos. Los principales problemas vienen de la falta de personal adecuadamente formado para esta función. La demanda de profesionales necesarios para cubrir puestos de trabajo relacionados con la ciberseguridad ha aumentado, pero las formaciones actuales aun están lejos de cubrir las necesidades reales del mercado. El resultado es que el sueldo de un CISO profesional es considerable. Además es preciso que tenga un mínimo de equipo para cubrir todas las horas del día, las posibles bajas por enfermedad, vacaciones o cualquier otra contingencia que pueda producirse.

El servicio de CISO externo significa un ahorro significativo para una empresa, por la diferencia entre el coste del servicio y el sueldo del profesional cualificado.

3. Los expertos en ciberseguridad sufren burnout

5 motivos para preferir un CISO externo de ciberseguridad
Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

El tema de los trabajadores “quemados” en el sector ha sido una constante durante el mes de agosto. La imposibilidad de desconectar, el miedo a que se produzca un ciberataque, la angustia que provoca la duda constante de saber si se sabrá reaccionar a tiempo y evitando grandes males a la empresa son las principales causas de este síndrome. Y es que hay una muy estrecha línea entre la ciberseguridad y la salud mental de sus trabajadores. Este estrés continuo provoca que el tiempo medio que aguanta un analista de seguridad en su puesto de trabajo sea de 26 meses en Estados Unidos. Así lo revela un estudio del Instituto Ponemon (institución que promueve el uso responsable de la información y las prácticas de gestión de la privacidad dentro de las empresas y el gobierno) y FireEye (empresa californiana que provee servicios de análisis y prevención de vulnerabilidades) que se dio a conocer el año pasado.
La conciliación familiar es también difícil para estos trabajadores, especialmente por los horarios de trabajo y el tener que estar siempre localizables. El resultado de todo ello es que buscan una mayor tranquilidad laboral y no tener que estar pendientes de posibles emergencias cuando acaban su horario de trabajo.
Si estáis interesados en saber más sobre este llamativo tema, os recomendamos la lectura de este artículo de Business Insider publicado la semana pasada.

Es evidente que externalizar los servicios de un CISO no comportará para la empresa todos estos posibles problemas de salud de sus trabajadores.

4. La ciberseguridad no puede ser un complemento de la empresa, sino parte del negocio

Así de claro se mostraba Iván Portillo en la entrevista que le hicimos junto a Wiktor Nykiel. Ambos son referentes del mundo de la ciberinteligencia y lo tienen muy claro. Todas las pymes y grandes empresas tienen que destinar partidas presupuestarias a implementar medidas esenciales y madurar sus procesos actuales en cuanto a ciberseguridad. Además, como ellos se encargan de recordarnos, “no solo tenemos que pensar en vulnerabilidades que puedan tenerse a nivel de hardware o software, sino también a nivel procedimental, políticas internas, etc.”.
También en TECNOideas lo tenemos claro: hay que construir la ciberseguridad desde el mismo momento que hay un proyecto empresarial. Ambos han de crecer en paralelo. Y para una empresa que comienza no hay nada mejor que externalizar este servicio. Dejarlo en manos de profesionales capaces de asesorar, recomendar y buscar las mejores soluciones en todo momento, así como mantener todos los equipos actualizados. Y si además ofrece formación adecuada para todos los niveles de trabajadores de la empresa, mucho mejor.
El tema se ha complicado mucho con el teletrabajo y la necesidad de extender la ciberseguridad a los hogares de los trabajadores. Ya os hemos informado sobradamente de los peligros que entraña el teletrabajo. El servicio externalizado permite más fácilmente ampliar la ciberseguridad a los equipos domésticos.

Externalizar este servicio significa estar siempre al día en cuanto a actualizaciones de ciberseguridad y opciones de formación para todos los niveles de trabajadores de la empresa.

5. La ley obliga a tener un responsable de la seguridad de la información y permite que este servicio sea externo

El marco normativo es muy claro. Establece que los operadores de servicios esenciales deberán nombrar una persona u órgano colegiado responsable de la seguridad de la información. Ejercerá las funciones de punto de contacto y coordinación técnica con la autoridad competente y los Equipos de Respuesta a Incidentes de Ciberseguridad (CSIRT) de referencia. Este servicio puede ser externalizado.
La ley se aplica a los operadores de servicios esenciales dependientes de las redes y sistemas de información de diversos sectores estratégicos. También a los servicios digitales que sean mercados en línea, motores de búsqueda en línea y servicios de computación en nube.

Las empresas que externalizan este servicio cumplen la normativa legal mucho antes que las que optan por buscar e incorporar un CISO a su plantilla.


Si tenéis dudas sobre estos 5 motivos para preferir un CISO externo de ciberseguridad
o queréis saber más sobre las tareas propias de un CISO,
podéis acceder a toda la información que tenéis en nuestra web,
en el apartado Servicio CISO Externo.

¿Le ha gustado nuestra publicación?

Haga click en las estrellas para valorar la entrada

Promedio 5 / 5. Votos 1

Todavía nadie ha valorado esta entrada. Sea el primero

Leave a comment

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.